”Facebook”

Flora y fauna

Respecto a la Flora, empezaremos hablando del suelo formenterés. Morfológicamente se compone de rocas calcáreas y arenas principalmente. Junto con la mencionada escasa e irregular lluviosidad se une una marcada permeabilidad de los terrenos, o sea, condiciones poco favorables para una extensa vegetación, pero que caracterizan la isla.

Una gran parte de Formentera está cubierta por bosques de pinos, Pinus halepensis, y de "savines", Juniperus Phoenicea, familia de las Cupresáceas (Gimnospermas). Existen también algunos ejemplares del "pino piñonero", Pinus Pinea.
Podríamos decir que la sabina (con 'b' en castellano) es el árbol característico de Formentera, puesto que en ninguna otra isla del archipiélago alcanza una importancia tan grande, tanto por su relativa proporción, como por el tamaño y edad de algunos de sus representantes.

En las casas más antiguas de Formentera se encuentran zócalos de puertas y ventanas, vigas y otras partes, construidas con madera de sabina, que ha resistido perfectamente tanto el paso de los años como las inclemencias del tiempo. También se usa su madera, a veces, como elemento ornamental en viviendas y restaurantes. Un uso particularmente desgraciado ha venido a añadirse a los tradicionales, el de la tala de ejemplares jóvenes para ser usados como "árboles de Navidad" debido a su parecido con un pequeño abeto, hecho que contribuye a mermar las poblaciones actuales y a intensificar su protección. Muchos de los ejemplares de 'savina' llegan a considerables proporciones. Su madera ha sido comúnmente utilizada para su uso en la construcción, debido a su gran dureza.

El sotobosque es típicamente mediterráneo : matas, Pistacia Lentiscus; romeros, Rosmarinus Officinalis; Tomillo, Coridothymus capitatus; "Ollastre", Olea Europea; enebros, Juniperus Oxycedrus; estepa blanca, Cistus Albidus, etc.

En las zonas arenosas y playas, aparte de las ya comentadas, se encuentran otro tipo de especies, destacando el "esteperol", Cistus Clusii dunal; "lletreres", género Euphorbia; Y "botja", Ononis Natrix. También hay extensas plantaciones de "càrritx" , Ammophila Arenaria. . En los terrenos pantanosos cercanos a las salinas abundan las especies halófilas, como son el "jonc"; y las "solseres", Salicornia Arabia y Suaeda Fructicosa. Actualmente estamos en proceso de proteger nuestras zonas dunares, por la riqueza de su flora.

Otras especies bien adaptadas son las chumberas (Opuntia Ficus-indica) y las plantas de "pita" (Agave Americana).

Uno de los árboles más arraigados es la higuera (Ficus Carica). Se trata de un árbol caducifolio, de tronco retorcido, hojas grandes lobuladas y ásperas y jugo lechoso. Originaria de Asia, sus frutos han sido utilizados a lo largo del tiempo por los habitantes de la isla, siendo uno de los árboles más cultivados.

Actualmente se disponen de muy pocos datos faunísticos sobre Formentera. Los datos existentes son bastante incompletos. Además, solo trataremos aquí a la fauna terrestre, sin mencionar el rico ecosistema marino (tanto animal como vegetal) que existe en nuestras costas.

Empezando por los mamíferos, constatamos en primer lugar la ausencia de carnívoros silvestres. Los conejos son abundantes, aunque no existen liebres en la isla. Algunas especies interesantes son el lirón (Eliomys quercinus ssp. Gymnesicus) , que en Formentera ha sufrido un proceso de microevolución que, como en el caso de otras especies, le ha llevado al gigantismo, hasta el punto de que los ejemplares de
Formentera son los de mayor talla del mundo

Particularmente interesantes son los reptiles de Formentera, sobre todo por lo que respecta a las lagartijas (Podarcis sp.) , con un conjunto de especies que han sobrevivido en condiciones de aislamiento genético en las pequeñas islas de todo el archipiélago, evolucionando y dando lugar a diversas subespecies, variedades, círculos de razas, etc

Existen también las dos salamanquesas (Tarentola mauritanica y Hemidactylus turcicus), al parecer, introducidas por e hombre. No existe ningún tipo de serpiente, cosa que podría llamar la atención puesto que uno de los nombres que recibió la isla en la antigüedad, Ofiusa, parece hacer referencia a este tipo de reptiles.

NO EXISTEN ANIMALES VENENOSOS NI PELIGROSOS EN LA ISLA.
En los insectívoros, destacan especies como el erizo africano (Erinaceus algirus ssp. Vagans), bastante abundante en la isla y cuyo principal enemigo son las carreteras y los conductores nocturnos, debido a que los erizos intentan atravesarlas por la noche y pueden terminar debajo de las ruedas de algún coche despistado. Destacan también los murciélagos, muy abundantes antiguamente y que en la actualidad están sufriendo un notable descenso.

Especial mención requiere la avifauna formenterense,. Se sabe con certeza que en la actualidad anidan en Formentera al menos 41 especies de aves, número bastante elevado si se compara con las 54 especies que anidan en las Pitiusas en conjunto.

Podríamos distinguir tres grandes grupos en función de su hábitat, las aves propiamente terrestres, las aves marinas y las de lugares húmedos, siendo los dos últimos grupos sin duda los más importantes. Destacan las especies que anidan en el Estany Pudent, donde hay algunas poblaciones muy grandes y relevantes, incluso al nivel de todo el Mediterráneo.